domingo, 27 de febrero de 2011

La Saga de los Martínez

Con tipo de viajeros, desde Santoña, volvieron al Falla estos parientes de la Teo o “la tita” como ellos la llaman. Simpáticos detalles en el tipo con un forillo donde aparece su avión aterrizado en plena Puerta Tierra. Ya el año pasado con Los que vienen a tirar del carro, se quedaron en preliminares y este año tampoco lograron superar el corte.

“¡Ya estamos en Cádiz, no me lo creo!“. Declarando sus intenciones, de llegar a Cádiz y disfrutar de su carnaval en la calle. Cuentan cómo su tita le ha ayudado a llegar a la ciudad, aterrizando incluso en la Avenida. Algunos fallitos de interpretación, pero simpática la presentación.

Cuentan los momentos inolvidables que vivieron el año pasado en el concurso, agradeciendo el trato recibido. “Que aquí entraron pa cantarte 12 hombres y, llorando, se marcharon 12 niños”. Letra muy aplaudida por el respetable. El segundo dedicado al flamenco, declarando que podemos disfrutarlo con los cinco sentidos y que el nombramiento “más que un premio, es un menosprecio barato”.

Primer cuplé flojito, comparando el aparato reproductor masculino con elementos informáticos. El segundo haciendo referencia al tipo de Juan Carlos, quienes cantaban tras ellos. Buena letra la de este último. Estribillo normalito, aunque el público está entregado.

Comienzan el popurrí con sones de Boludos: “Luis no tiene una comparsa, tiene un anuncio de Vitaldent”. Continúan haciendo el recorrido con su tita por Cádiz. Muy buena la cuarteta donde hacen el recorrido por todas las plazas. Varios buenos golpes a lo largo del popurrí, lo mejor de la actuación. Preciosa cuarteta final, que consiguen poner al Falla en pie.

A pesar de los que han criticado el acento e incluso el repertorio, poniéndola por los suelos, esta chirigota suena bastante bien, se nota que está trabajada. Tienen el mérito añadido de venir desde tan lejos, aunque no por ello se va a caer en falsos elogios. Están mejores que el año pasado, avanzan un pasito más en el concurso. Los cuartos ya llegarán.

jueves, 24 de febrero de 2011

Pa gusto los colores

Aprovechamos el despropósito que ha ocasionado el jurado oficial del COAC 2011 para recordar a una de las mejores comparsas de la fase de preliminares. La agrupación del Jona, dirigida por Rubén Berea, no podrá cantar en cuartos de final para seguir demostrando que la cantera, aunque en contadísimas excepciones, da sus frutos.

Es cierto que la comparsa no está a la altura de otros años, especialmente en la interpretación y eso se observa desde la presentación. Imponentes colores, cada uno con un significado, y un fondo neutro que ayuda a resaltarlos. Gran puesta en escena que se complementa con una vertiginosa primera pieza. Hay partes que no están bien vocalizadas, pero aún así se trata de lo mejor de su repertorio, tanto musicalmente como literariamente.

Bajan algo el nivel en los pasodobles, menos guerrilleros de lo que nos tiene acostumbrado el autor. En el primero cuentan los momentos previos a cantar en el Falla. Precioso, aunque tras el trío pierde algo de originalidad musicalmente. El segundo, al paro y las miserias que provoca.

Normalitos los cuplés, de comparsa. Bonito el estribillo, muy dulce: "Aunque me muera porque el día de mañana sea tu boquita la que me quiera besar, no me provoques niña con esas miradas que se va a enterar la gente que te quiero enamorar, que me sacas los colores y no los sé disimular".

En el popurrí explican el significado de cada uno de los colores, con músicas sublimes, aunque está no tan bien de pluma. Tampoco resuelve el grupo sus problemillas de interpretación.

No consigue dar el salto de calidad que se esperaba de la comparsa del Jona, pero ni mucho menos está por debajo del nivel de cuartos. Con la eliminación de esta agrupación pierde el aficionado y el concurso. Al menos queda la posibilidad de que el autor se levante de esta zancadilla con más fuerza si cabe.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Los Pulseritas

Así se llamó la chirigota proveniente de la Línea de la Concepción, con letra y música de los hermanos Morales Ortega. Idea sencilla: son turistas que llegan a un hotel de Punta Cana de vacaciones, con sus pulseritas del “todo incluido”. Tuvieron la mala suerte de cantar tras el descanso, no consiguieron llegar al público desde primera hora.

Se presentan estos chirigoteros con la fachada de su hotel al fondo: cuentan los problemillas en el aeropuerto con las maletas, el volcán y su nube de humo…al llegar, se colocan atavíos hawaianos y un componente aparece vestido de hawaiana para deleitarnos con su baile. Graciosa presentación, pero no tienen muy buenos puntos.

Pasodobles bien cantados, con letras discretas. Es curioso el pito de caña, que es la pajita de un coco. El primero para los controladores aéreos, regular; el segundo a Cádiz, donde defienden que pasearán el nombre de la Tacita por donde quiera que vayan, a pesar de ser de La Línea. Mejor el segundo, aunque la letra no es ninguna maravilla.

Cuplés para Los Cristalitos- que resulta que están de moda en las discotecas- y para el pulpo Paul, que su hermana quiere tener un hijo. Prometían en el comienzo pero mal rematados. En el estribillo “se fuman el cigarrito donde les da la gana”.

En el popurrí más de lo mismo. Algunos detalles buenos haciendo alusión al tipo, pero poco más. La verdad es que la idea era buena, podrían haberle sacado más partido al tipo. La interpretación es lo mejor que tienen, letras y música flojitas. Chirigota discreta, de preliminares.

martes, 22 de febrero de 2011

¡Qué fresquito lo tengo!

El coro de Lucía Pardo ha vuelto a quedarse en preliminares, pese a dar un salto de calidad con respecto a Seguimos dando la vara, coro con el que participó en el concurso pasado. Este año contaba con la colaboración del Noly en la música de los tangos.

Este coro femenino, mixto en la instrumentación, abría función tras el descanso: con el mercado de abastos como forillo, y tipo de vendedoras. Buena puesta en escena, con algunos detalles chirigoteros.

“¡Que esta es nuestra plaza, que cada mañana se convierte en una juerga!” Así comienzan la presentación, donde meten bombo y caja dando un ritmo muy alegre y aflamencado. Sin embargo, no vocalizan muy bien y la afinación no es demasiado buena.

Mejoran en los tangos, la música ya es una garantía viniendo del Noly. El primero, no podía ser de otra forma, es un bonito homenaje a su padre, el pregonero Julio Pardo, ”Que la historia de Cai un hueco tendría para ti”. El segundo crítico con el artículo 26 y el que quieran hacer una criba antes de preliminares “ya no saben qué hacer para coartar el concurso”. Buena letra.

Cuplés simpáticos. El primero para la dieta de los comparsistas, que no quieren perder la línea. El segundo para los cotilleos que se cuentan en la tele y en su plaza. Buen estribillo, donde venden de tó menos bacalao…

Gran variedad musical en el popurrí, donde cuentan su día a día en el mercado. Aparecen los clientes en el Falla. “Ya sabemos casi todo del vivir gaditano”. Incluyen nuevos instrumentos en una cuarteta, dándole un ritmo caribeño. Buen final, que arrancan los aplausos del respetable.

Buen pase, que va de menos a más. La afinación no siempre es buena, sobre todo en la presentación, pero también mejora en el transcurso de la actuación. Año tras año van mejorando estas coristas, a ver cuando consiguen lograr el pase a cuartos.

viernes, 18 de febrero de 2011

Los diligentes

Llegaba anoche al Falla el convoy de José Juan Pastrana, que dejaron una buena impresión en el Falla. En otros años, Los Meones, o Las Barconeras, en 2011 se presentan "cabalgando por el Oste, con este, este y este". La puesta en escena es arriesgada. Con un carruaje en el que están los vaqueros (y la instrumentación) e indios a los lados con un caballo muy original, a cuestas. Da la sensación así que sin pocos, pero no influye el posicionamiento a la hora de cantar.

Sorprende más el tipo que la letra en sí durante la presentación. Tienen pocos golpes, pero demuestran tablas y poquita vergüenza. Se dejan a su mujer en el desierto al finalizar su primera pieza.

Los pasodobles tienen un toque a películas de indios y vaqueros (recuerda a ratos al de Los Americanos, guardando las diferencias), y musicalmente está muy conseguido. Sin embargo, se hace muy largo y es difícil adivinar el final. No cantan especialmente bien, pero tampoco van mal de afinación. Dedican el primero a homenajear a los carnavaleros que no van de estrellitas, a los trabajadores de las agrupaciones. El segundo, a una abuela y su nieta, algo más floja de letra.

Mantienen el nivel en los cuplés, no son nada del otro mundo pero hacen reír al público. El estribillo, por el contrario, no tiene mucho sentido. En él dicen que la diligencia pasa por dunas, baches y demás dificultades y van mejor "que los carros del Hipercor".

A menos en el popurrí, con algunos golpes de humor y otros no tanto. Destaca la cuarteta del Rocío, en el que comparan a Falete con un buey de los que tiran las carretas o la de Billy Joe. Buena chirigota, que hace pasar un buen rato, aunque quizás no tengan el nivel suficiente como para pasar de ronda.

jueves, 17 de febrero de 2011

La Prometida

A la espera de escuchar la comparsa del Puerto, aparecía en escena la comparsa mixta La Prometida, agrupación que bajo mi punto de vista protagonizó la sorpresa de la noche. Tras quedarse en preliminares en 2010 con Kurare bajo la letra de Luis Ripoll, este año la autoría corría a cargo del Canijo y de Rafael Pastrana.

Se presentan con el tipo de la novia cadáver de Tim Burton, y sus novios a las guitarras, caja y bombo. La puesta en escena es preciosa, cuidando mucho la estética: bajo una tenue luz azulada que hacía relucir el maquillaje y el tipo, acompañadas de los acordes de un piano, estas comparsistas daban paso a su presentación.

Metidas en el tipo desde el principio, hacen gala de unas magníficas voces, son las novias de aquellos que les hacían promesas en vano.” Sin tus manos, sin tus besos todo se vuelve gris”. Si buenas son sus voces, la afinación es aún mejor.

Temática original en los pasodobles, el primero para la princesa de Asturias, a la que piden que se comprometa con la sociedad a la que representa. Pero sin duda, el momento más emotivo vino de la mano del segundo pasodoble, donde homenajearon a María la Yerbabuena:”que a este puchero nunca le puede faltar un toquecito de tu hierbabuena”.

No defraudan en los cuplés,dada la modalidad. Simpáticos los dos, uno a las camisetas del Toni Rodríguez y el otro a una tarta de bodas que alguien se ha comido en los camerinos. El estribillo es un trabalenguas cantado a ritmo vertiginoso pero bien cantado:”Cádiz, si no puedo verte, dame la muerte que nos separe”.

En el popurrí continúan en la línea del resto de la actuación, donde el piano vuelve a acompañarlas. Letras con algunos altibajos, pero con cambios de ritmos muy variados. Bonitas letras donde declaran su amor a Cádiz bajo una lluvia de pétalos. "Qué más da que yo esté muerta, si tú me das la vida".

Firmaron una buena actuación en preliminares, sin duda son merecedoras del pase a cuartos. A ver si lo consiguen y continúan abriendo camino a la mujer en el mundo del Carnaval. La suerte está echada.


miércoles, 16 de febrero de 2011

La Carnavalera

Salía ayer a escena la comparsa portuense de Raúl Villanueva, este año, bajo el tipo 'La Carnavalera'. Buena la puesta en escena de una comparsa que en años anteriores fue 'El Ejército de Cai' o ' El escondite del viento'. La carnavalera es una tienda de Carnaval, con muchos detalles chirigoteros en el disfraz.

Cantan muy suave la presentación, de acuerdo con la música, muy dulce. En ella dicen que en su rincón podrán encontrar "lo que quieras, lo que nunca imaginó". Mejoran su afinación con respecto a otros carnavales, pero aún así tienen pequeños problemas de interpretación.

Bonitos también los pasodobles, introducidos por un punteado espectacular, de los mejores que se han visto en el concurso. El pasodoble tiene un ritmo decreciente, acabando por abajo, todo un riesgo que asumen con bastante certeza. Primera letras al hermanamiento, según ellos interesado, de los Ayuntamientos del Puerto y Cádiz con las fiestas de ambas localidades. Menos calidad en el segundo, muy triste, demasiado, a un niño enfermo.

Sorprenden también en los cuplés, con bastante nivel para hablar de comparsas, una modalidad donde esta pieza no suele tener mucho carisma. A los negocios de los chinos y a uno de la tienda, que se come al Canijo vestido de pera y se queda con hambre Normalito el estribillo, bien interpretado, eso sí: "lo que busca usted lo podrá tener, peor ha de saber que el cariño de mi gente ni a los mejores clientes se lo podría vender".

Cierran una completa actuación con un popurrí más que decente, donde repasan, con toques de humor muy conseguidos, las anécdotas que viven en su tienda con los diferentes personajes que entran en ella. Cada personaje, identificable en el mundo del carnaval, se lleva sus tiritos.

Buena comparsa la del Puerto Santa María, si no logran superar la criba de cuartos, habrán dejado al menos una buena sensación en el concurso gaditano. Y, lo que es más importante, han demostrado que mejoran el nivel año tras año.

martes, 15 de febrero de 2011

Los Manitas

Se estrenaba ayer el coro de Julio Pardo en el concurso gaditano. El coro del pregonero no defraudó y se postuló como uno de los favoritos a lograr el máximo galardón en la batalla de las coplas. La idea es sencillamente genial. Resulta ser todo un homenaje a los trabajadores tanto del Carnaval, como la Semana Santa o los Juanillos, aquellos que no dan la cara pero se esfuerzan tanto como los artistas: limpiadores, attrezzistas, costureros, artesanos, sastres, etc.

De todos estos personajes dan cuenta en la presentación, con un ritmo alegre y una buena selección musical. Demuestran ser el coro mejor afinado de lo que va de concurso. Si es cierto que la puesta en escena no es tan espectacular como en años anteriores.

El tango tiene más calidad por la forma que el contenido. Muy bueno musicalmente, aunque las letras, al tango gaditano y a Zapatero, no resguardan una gran complejidad. Mejor la primera La música introductoria es espectacular también.

Los cuplés, en la misma tónica, bien en músicas, pero muy normalitos de pluma. El estribillo es fantástico, sencillo y dulce pero contundente: "Mis manos son gaditanas, ciudad romana, tal vez fenicia, y solo le dan a Cádiz caricias".

Pero, la mejor pieza sin duda de estos manitas es el popurrí. Preciosa descripción del trabajo que realizan en Carnaval, Semana Santa, época de Juanillos, el entierro de la caballa, etc. Todo acompañado por grandes músicas y efectos visuales muy resultones. Ocho minutos frenéticos, que se acaban muy rápido. Sobresaliente.

Vienen fuerte los manitas, a los que se les esperan mejores letras en siguientes fases. Aunque con el popurrí ya tienen mucho ganado. Luchan desde ya por el primero, pero se lo tendrán que ganar, pues la modalidad está muy igualada.

lunes, 14 de febrero de 2011

Si Emilio hablara...

Buen cuarteto gaditano el que se presentaba anoche sobre las tablas del Gran Teatro Falla. El Emilio al que se refieren es a Emilio Castelar, aunque salvo al inicio, poca referencia más se hace al político y escritor gaditano. La parodia transcurre en el kiosco de Paco al que el tito Juan tiene una misión muy particular que encomendar: cuidar de su sobrino Joselito, una persona "un tanto especial".

La primera pieza está repleta de golpe de humor, casi todo recae en Joselito, cuya interpretación es simplemente magnífica. Ya demostró el año pasado con Cuarteto Milenio su talento. El niño quiere ligar, porque ya tiene 34 años y nada de nada. Paco lo ayuda a acercarse a Susi, "la guarra de la plazoleta". Se comunican por un pinganillo y ahí comienzan los mejores puntos de toda la actuación, algunos son previsibles, pero bordan la interpretación.

Susi se ha tatuado un delfín bajo el ombligo y Joselito dice que le han puesto hasta el olor a pescado. Arrancan la carcajada constantemente, aunque el texto tampoco es nada del otro mundo.

No bajan el nivel en la tanda de cuplés, el primero normalito, a los segundos premios del Gago y el segundo, mucho mejor, a los cuplés de máxima actualidad, y ellos no son menos y le cantan al que se ha caído de la tramoya, y a los pocos segundos cae un figurante de plástico. Bueno también el estribillo, donde les alucinan todas las plazas de Cádiz, pero la que ellos quieren es una en Diputación.

Cambia la temática en el tema libre, Joselito es ahora Manolito el Gafe, "el tío más gafe del mundo entero mundial". Todo lo que Manolito toca, se convierte en una catástrofe. Y, poco más hay que decir, que le chafa el buen día a Paco el quiosquero. Los puntos son menos ingeniosos que en la parodia, pero los papeles siguen siendo de categoría.

Buen cuarteto en líneas generales. Tienen opciones de pasar a cuartos, pero se corre el peligro de que la parodia del siguiente pase sea tan catastrófica como fue la de Cuarteto Milenio. Habrá que esperar qué decide el jurado.

sábado, 12 de febrero de 2011

Medio Ciclo

Chirigota gaditana la que se presentó anoche tras el descanso. Este joven grupo, que ya alcanzó la ronda de cuartos con Pa un desavío aquí está el tío, llegan como forzudos, hombretones de gimnasio y carbohidratos eso sí, sólo de cintura para arriba, las piernas, como indican en su presentación, las tienen como Paz Padilla.

Normalita presentación, donde toman el sol en la playa, en el lugar que más les conviene, sobre todo cuando hay "titis" de por medio. Describen su tipo y demuestran que es una chirigota muy bien afinada, no cantan nada mal estos fortachones.

Bien de pluma los pasodobles, acomparsados y muy bien interpretados, tocan los nudillos con sus músculos, que son de madera. El primero a la crisis y en contra de los sindicatos. El según, mejor, al aficionado derrotista que opina sin saber sobre las chirigotas.

Van bien hasta entonces, pero bajan el nivel en los cuplés, con poco chiste. Uno de sus figurantes es Romeo, el del cuarteto Cuarto y mitad de siglo bien despachao. A un amigo muy feo, que hasta las muñecas hinchables le dan la espalda. El segundo, a un aro vibrador, algo borde.

Bueno el estribillo, ingenioso cuanto menos, en el que presumen de sus bultitos que son fenomenales, pero cuando miran abajo, "hay que entrenar, hay que entrenar". El popurrí tiene muchos altibajos, con buenos detalles de humor y con otros no tanto. Vuelve a destacar la interpretación, por encima del repertorio.

Buena chirigota, con alguna opción de pasar a cuartos, aunque le falta un poco más de humor al repertorio para estar entre las mejores chirigotas del concurso.

viernes, 11 de febrero de 2011

Los Soberanos

Se estrenaba anoche sobre las tablas del Gran Teatro Falla la comparsa de Chiclana, que en los últimos años acostumbra a traer repertorios muy completos como fueron los de Los Rompecorazones o Los Comecaminos. Los Soberanos son los mismísimos hijos del diablo. Es cierto que la idea es similar a la de Los Príncipes y que las letras también tienen semejanza, pero de tantas similitudes resulta que entre la calidad de ambas comparsas tampoco corre un abismo.

La puesta en escena es muy correcta y la presentación, nunca mejor dicho, tiene un ritmo endiablado. Le falta algo de conjunto a la comparsa, algo inusual en ella. Mejora el nivel en los pasodobles, con grandes letras, y mejor música. Dicen que el verdadero infierno es el que causa el hombre. La parte final del pasodoble es muy certero. Mejor aún el segundo, que vira al final y finaliza defendiendo algo así como la eutanasia tras la confesión de un hombre que mató a su mujer, porque lo suyo ya no era vida. El punteado se hace excesivo en la primera parte de la pieza.

Cuplés normalitos. Previsible el primero a la ley antitabaco y el segundo a los efectos del alcohol. Buen estribillo, con mensaje similar a la comparsa de Juan Carlos: "Te lo juro cariño mío, que si te vienes conmigo en el infierno hago un paraíso".

El popurrí tiene algunas lagunas, pero mantiene el nivel, tanto en música como en letra, de todo el repertorio. En él cuentan su descenso a los infiernos y la vida que allí hay, no muy distinta a la terrenal. La primera cuarteta es sencillamente espectacular. La pieza final, sin embargo, cuenta con algunos excesos de voces que rompen la dulzura de la comparsa.

Da un pasito adelante la comparsa de Chiclana, aunque no será suficiente para acceder a sefiminales. Los cuartos no deben peligrar. No defraudan Los Soberanos, buen mensaje el suyo y sin altibajos en su repertorio.

jueves, 10 de febrero de 2011

Cádiz de cine

Vuelve el coro de Paco Martínez Mora al concurso y lo hace con la misma dulzura, y frescura, conque lo hizo la última vez. Van de acomodadores de cine, con un estilo clásico pero no muy añejo. La estética del coro es bastante original.

La presentación da inicio con la música de Ghost y en ella intervienen una serie de instrumentos que logran que sea musicalmente una primera pieza impecable. De letras tampoco van tan mal, eso se confirma, sobre todo, en los tangos. El primero de ellos dedicado a Julio Pardo, advirtiéndole de las amistades peligrosas que le saldrán por ser pregonero. El grupo está muy bien conjuntado, y la música del tango es de gran calidad. El segundo, al periodista Fernando Santiago que fue agredido por expresar sus opiniones.

Cuplés normalitos, de nuevo con una música ingeniosa. En el estribillo cuentan alguna anécdotas que pueden ocurrir en el cine. Bien cantado todo, lo cierto es que el nivel de los hombres de Martínez Mora es muy alto. Parece, sin embargo, que le falta un punto de originalidad, pero esta carencia la combaten magistralmente a la llegada del popurrí.

La última pieza, como el resto del repertorio, está repleta de bandas sonoras de películas, muy al tipo. Incluso proyectan una película protagonizada por Martínez Ares, el Fantasma del Falla, que provoca hechos paranormales en el concurso. “La función va a comenzar, venga con nosotros no se arrepentirá, el cine más gaditano que encontrará, y no se preocupe por su localidad, que le acomodamos, faltaría más”. Tras la proyección, el cine ha de cerrar, y recuerdan aquellas salas gaditanas que dejaron de existir. La selección musical roza la perfección hasta el final.

Llega muy fuerte este coro, al que quizás le falte algo más de garra en las letras para estar al máximo nivel. Aún así, no deben tener problemas para colarse en semifinales y quién sabe si tendrán posibilidades de luchar por la final.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Gran Cuarteto

Tercer cuarteto que pasaba a concursar en el Teatro Falla y, precisamente, este cuarteto va de un concurso. Se trata de una imitación cutre de Gran Hermano, con su Mercedes Milán, muy bien caracterizada, su Filete, también está la "hermana bajuna de Gloria Estefan", es decir, Belén Estefan y el príncipe de Vejer, que es amigo del éxtasis. Los personajes no están muy conseguidos, pero al menos dan juego.

Los que el año anterior fueran Los chorizos colgaos exhiben una mediocre parodia. Apenas tiene puntos de humor y las interpretaciones no es que sean de cine precisamente. Lo mejor de la primera parte son los anuncios, que muestran algo de ingenio. El príncipe de Vejer es demasiado extravagante y a ratos resulta desagradable.

Tras una larga parodia llegan los cuplés, que suben algo el nivel del cuarteto. En ellos cuentan chistes antiguos y trillados, pero al menos son graciosos. El estribillo, con sorna, es de lo mejor del repertorio, aunque quizás sea también un poco obsceno.

Conectan en directo con la casa en el tema libre. Aquí sí que tienen algunos puntos muy buenos, aunque el recurso a la droga y al sexo es excesivo, hasta el punto de despertar la ira de María la Hierbabuena, que corta incluso la actuación con sus gritos desde los palcos. De nuevo vuelve a ser la publicidad que representan durante el programa su mejor baza. Al príncipe de Vejer y a Belén Estefan les toca un vale de 600 euros para pinzas de la ropa, pero el príncipe se altera porque las quiere de madera, no de plástico.

El repertorio de este cuarteto de Medina Sidonia roza el ridículo, pero algunos detalles salvan la actuación y logran al menos el respeto del público. Es un mal cuarteto, con mal texto y malas interpretaciones, pero no es el peor que este año ha pisado las tablas del falla.

video

martes, 8 de febrero de 2011

Esto me suena

Volvió al Falla la comparsa de Jerez. Este año Luis Ripoll le da un giro a su agrupación y se centra en el espíritu de finales de los 60 y principio de los 70. Sobria puesta en escena para los antiguos Bulerías, que siempre traen un producto de calidad al concurso.

La presentación tiene mucho ritmo, jugando con las luces. Pero esta comparsa tiene mucho de gaditana también. "Hoy queremos cantar a las viejas leyendas de los setenta, compañeros que fueron en este guerra". Pasa entonces la presentación a un estilo más clásico. La primera pieza está muy bien musicalmente y bien ejecutada, solo le falta algo más de literatura.

Canta con fuerza, como es habitual en esta agrupación jerezana, la tanda de pasodobles. Le dedican el primero a los gaditanos en ruina, y les anima a levantarse. Como el año anterior, la parte del trio es simplemente espectacular. El segundo va cantado al sufrimiento de una madre a la que le quitaron su hijo de pequeño. Buena letra también.

Baja el listón en los cuplés, con más intención que puntería en los chistes y con un estribillo que no se sale de la normalidad pero que recuerda al estilo flamenco de estos jerezanos: "mira como suena el compás de Cádiz, mira como suena". La música del cuplé tiene unos toques de música setentera que le da una apariencia distinta a lo habitual.

En el popurrí se quita el forillo, que es sustituido por imágenes de la fecha que quieren representar. El popurrí es ameno, formado a base de músicas y letras dedicadas a ese pasado guerrillero de generaciones anteriores. "Nuestra música, hecha canción, derribó multitud de barreras". La interpretación sigue siendo el punto fuerte de la comparsa.

Pocos peros tiene Esto me Suena, quizás le haga falta un punto más de originalidad para entrar en la batalla por los puestos altos del concurso. Aún así, la comparsa de Jerez se supera, y de seguro volverá a cantar en este concurso.

Por un puñado de notas

Abría anoche el concurso de la localidad sevillana de La Rinconada esta comparsa de nueva formación con la autoría de Julián Saborido. Su tipo representa a unos cowboys de las coplas, unos vaqueros que disparan a través de notas musicales y así lo hacen constar en su presentación. Buen ritmo en la primera pieza, bien interpretado por sus escasos 12 componentes.

El pasodoble es el punto fuerte de la agrupación, al menos musicalmente. Las letras sin embargo, son algo enrevesadas y no trasmiten un mensaje claro. Le cantan al maltrato en uno de ellos. Suena bien el grupo, con un solo octavilla, pero con una buena cuerda de tenores, bien conjuntada con los segundas. Destaca también la instrumentación, muy correcta en la primera parte del repertorio.

Bajan algo el nivel en los cuplés, algo habitual en las comparsas. El estribillo es denso pero dulce, no desentona con el tipo de la agrupación. El popurrí va de menos a más, con algún problemilla de vocalización y con poco ritmo en las primeras cuartetas. Tiene ciertos detalles de calidad, sin embargo, en la parte final de la última pieza, aunque no enmienda el mal inicio.

Por lo general, mejor en músicas que en letras esta comparsa sevillana, a la que aún le queda mucho camino por recorrer, tanto en afinación como en musicalidad, pero que trae un repertorio aceptable y a la altura de concursos como el que abrieron ayer ante la expectante mirada del Centro Cultural Antonio Gala.

lunes, 7 de febrero de 2011

Los encantadores de perros

Unión de Sevilla y Cádiz en la chirigota del Cascana, que volvía ayer a pisar el Teatro Falla tras el fiasco de 'Los candidatos y sus concejales', que no pasaron el primer corte del concurso. La participación de Lolo Álvarez Seda y José María Barranco en la agrupación se nota desde los primeros compases de la presentación.

El tipo es muy original, estos encantadores tienen perros de todas las razas y, lo más sorprendente, hablan. La presentación comienza a ritmo de Los Santos, y está repleta de puntos. "Yo desde pequeño siempre tuve un don divino con los perros grandes y con los perros chicos". El final es acomparsado, algo impropio en las chirigotas de este autos.

Los pasodobles juegan con la dupla humor-crítica, aunque no muy conseguida la primera parte. Las letras tampoco tienen la acidez propia de esta chirigota. La música, con influencias del sevillano Javi Cuevas, es muy buena así como la interpretación. Mejor el segundo pasodoble, donde critican al Gobierno, que el primero. Los dos al tipo.

Mejoran en los cuplés, donde interactúan con sus respectivos perros. En el primero, no se creen que Bustelo se vaya. El segundo, a la Copa del Mundo, que no viene a Cádiz por si "la empeñamos". Mejor el primero. Los cuplés están coronados por un estribillo brillante. "A un perro le haces clin, clin, clin y el perro se va al momento, a ver si sucede los mismo con los del Ayuntamiento: clin, clin, clin". Había que esperar a este momento poder ver la poca vergüenza y el desparpajo de esta chirigota, que se estaba echando en falta.

La pieza final de estos encantadores presenta más detalles de calidad que lagunas, completando una gran actuación. Gana en seriedad la chirigota del Cascana, que viene este año a concursar. El pase a cuartos lo tienen en el bolsillo y quién sabe, si guardan buenas letras, si estarán en semifinales.

sábado, 5 de febrero de 2011

Café Teatro Alameda

Abría anoche el concurso del Gran Teatro Falla el coro de Sevilla, una agrupación algo afrancesada en sus formas. El tipo sencillito, con un forillo bastante elegante. Curiosa la presencia de una postulante que traduce la música al lenguaje de signos.

Comienza la presentación a oscuras, con entonación francesa, presentando una melodía dulce. Pero estos coristas de Triana se van gaditanizando poco a poco, y con algún que otro toque de humor, "aprovechando que llega el 2012, hemos abierto un café con ambiente de todos los colores". No tiene mucha fuerza el coro, pero suena muy bien. Fue penalizada la agrupación por excederse en apenas 10 segundos durante su primera pieza.

La introducción del tango es sencilla pero hermosa, de lo mejor de todo el repertorio. El tango en sí, mejor en música que en letras. El primero se lo dedican a Sarkozy, que maltrata a los gitanos, cuando Francia se rindió en su día "a un tal José Monge". En el segundo cuentan lo que encontraron cuando llegaron a Cádiz. Mejor el primero.


Los cuplés simpáticos, de coro. Destacan en el primero, donde recuerdan que ya han abierto el concurso otras veces, por eso "me han hecho una copia de las llave del teatro".

El estribillo es lo mejor del repertorio: te enseñan a decir el 'Oh lala', rematado de una forma ingeniosa y brillante. El popurrí se hace algo monótono musicalmente, aunque loas letras son certeras. A destacar, la cuarteta dedicada a Quico Zamora, con la presencia del histórico corista.

Baja algo el listón el coro de Sevilla en 2011. Tendrán difícil pasar a cuartos, pero dejaron un buen sabor de boca en la apertura de un concurso que de seguro deparará muchas sorpresas.